domingo, 21 de febrero de 2016

El tarro de mi tiempo para mi

Han sido días muy muy muy.. Pues eso.
Peroooo el jueves tuve una gran noticia, de esas que hasta rejuvenecen y quitan las arrugas y colocan sonrisas enormes.
El viernes por la mañana volví a madrugar... Y sin pensarlo demasiado, a la ducha y a la calle. Hacía sol, del bueno, calles majas, de esas que da gusto mezclarte con su movimiento... Y acabé en un nuevo local. Desayune tranquilamente. Disfrutando del slow tan de moda, sin hacer absolutamente nada.

Hoy he ido a comer con mis mejores amigos, les he contado la buena noticia, de la emoción que llevaba encima, recordemos, impulsiva emocional... Se me han saltado las lágrimas; lágrimas de felicidad.
En mi vida había llorado de felicidad. Y de todo ello saco lo mejor... El tarro de mi tiempo para mí... Ahí hay regalos, sacaré uno cada semana, y disfrutare cumpliendo mis tiempos.

sábado, 6 de febrero de 2016

Matrícula de honor en gilipollas

Recuerdo cuando mi madre me decía de pequeña (yo tendría unos once o doce años): "sugus, si dieras lo mismo por ti que por los demás aprobarías todo".
Hoy, unos 20 años después, llevo pensando una quincena en ese gran consejo. En su momento no supe verlo, y ahora que lo veo, no sé como ponerlo en práctica. Supongo que tomar decisiones con el corazón y en base a la amistad... no es pensar con cabeza precisamente.
Lo bueno, ahora también me lo aconsejan mis amigos; desde la barrera, pero amigos

#ordendepensamientos